• Un examen tipo test para los participantes sobre los aspectos fundamentales de la sidra y la incorporación de un profesional del escanciado al jurado, las principales novedades
  • El campeonato volverá a contar con 14 prueba
De izda. a dcha. Félix de la Fuente, Enrique Tuya, Daniel Ruiz, Javier Nievas y Javier Fernández

La sede del Consejo Regulador de la D.O.P. Sidra de Asturias en Villaviciosa, ha acogido este mediodía la presentación de la XXV edición del Campeonato Oficial de Escanciadores de Asturias, que arranca el próximo día 21 en La Felguera, y que se ha convertido en una cita ineludible para los amantes de nuestro producto más universal. El campeonato está patrocinado por la Fundación Caja Rural de Asturias y cuenta con la colaboración de OTEA.
En la presentación han participado Daniel Ruiz, Gerente de D.O.P. Sidra de Asturias; Javier Fernández, directivo responsable de Sidrerias de OTEA y presidente de la Junta local de Langreo; Javier Nievas, responsable de la Fundación Caja Rural de Asturias, patrocinador del Campeonato; Félix de la Fuente, miembro del jurado; y Enrique Tuya, Presidente de la Asociación de Escanciadores de Asturias y organizador del campeonato.

La principal novedad de esta edición, según ha relatado Enrique Tuya consiste en un examen tipo test que deberán realizar todos los participantes en el Campeonato, y que tiene como objetivo dar valor a la figura profesional del escanciador. En el día de hoy, a los participantes se les ha hecho entrega de un temario que recoge diversas materias relacionadas con la sidra como producto (factores que influyen en su servicio, calidad de la sidra o D.O.P. Sidra de Atsurias) y con la cultura de la sidra en general.

Otra de las novedades tiene que ver con el jurado, al que se incorpora un cuarto miembro. En este caso, un profesional de la sidra, y que otorgará diez puntos en cada concurso, valorando el estilo del escanciado. Además, la falta de delicadeza y de elegancia a la hora de entregar el vaso para su medición podrá ser penalizada.

Javier Fernández, de OTEA, insistió en la necesidad de “profesionalizar” el concurso, en aras de que los participantes tengan una mayor y mejor cultura acerca de nuestro producto más singular. Así, ha puesto de relieve la existencia de una mesa, en la que están presentes todos los agentes que participan en el proceso de la sidra, y que persigue el objetivo de conseguir que la figura del escanciador sea reconocida como categoría profesional.

Félix de la Fuente, miembro del jurado y vicepresidente de la Asociación de Escanciadores de Asturias, resaltó  la necesidad de que los participantes en el campeonato cumplan escrupulosamente con el reglamento del concurso, y que no se va a limitar exclusivamente al escanciado, sino que tendrá que ver con el uniforme, la puntualidad a la hora de llegar a cada una de las pruebas o la formalidad a la hora de echar cada culín, entre otros aspectos.

A parte de las 14 pruebas de las que este año volverá a constar el campeonato, habrá otras actividades, como exhibiciones de campeones de ediciones anteriores o diversas master class, entre las que se encuentran algunas de iniciación al escanciado.

Presentada la XXV edición del Campeonato de Asturias de Escanciadores, que arrancará el próximo 21 de abril en La Felguera