Su propuesta “Pepito de Ternera Blanco 2017”  del cocinero del restaurante Blanco de Cangas del Narcea  es «todo un clásico de las barras de bar»

TEXTO: BELÉN GARCÍA HIDALGO. DIARIO EL COMERCIO.

Foto EL NORTE DE CASTILLA

El cocinero Pepe Ron, del bar restaurante Blanco, de Cangas del Narcea, se ha proclamado subcampeón en el Concurso Nacional de Pinchos y Tapas de Valladolid. El chef asturiano acudía al certamen con una tapa en la que versionaba «todo un clásico de las barras de bar», como él mismo reconocía en la presentación.

Se trata del Pepito de ternera Blanco 2017 que, a juzgar por el resultado, logró encandilar al jurado. «Estoy muy contento, encantado de la vida», confesaba Pepe Ron nada más recibir el galardón. No obstante, no es la primera vez que recoge este premio. En su palmarés atesora otras tres distinciones: un segundo, un tercero y un accesit como ‘mejor concepto de tapa’. «El pincho quedó muy bien, gustó mucho…Pero aquí las propuestas son muy buenas. Ganar es muy complicado, aunque estuvimos realmente cerca de conseguirlo», reconocía el cocinero cangués.

Mientras, en el número 11 de la calle Mayor de Cangas del Narcea, el resto de la familia continuaba afanada en los quehaceres diarios del restaurante. Conocida la noticia, su hermano, Enrique Ron, no ocultaba «la gran alegría y satisfacción» por el éxito alcanzado en Valladolid que, afirmaba, «reconoce el trabajo bien hecho».

La tapa, tal y como explicó Pepe Ron, está pensada «para comer de un bocado, como máximo dos». Para su elaboración ha recurrido al pan ‘airbag’ «muy crujiente, que no tiene miga» que optó por rellenar con steak tartar de solomillo de ternera «de Cangas del Narcea, como no podía ser de otra manera» con un aliño «potente, sabroso, y con chispa», que terminó con un pétalo de cebolla negra fermentada, una alcaparra y piparra encurtida. Pepe Ron no escatimó en detalles y presentó su propuesta culinaria recurriendo a una obra del escultor de Navelgas, César Castaño. Una escultura del esqueleto de una vaca, diseñada por este artesano y amigo del cocinero cangués, servía para mostrar al público esta versión del tradicional pepito de ternera.

No habrá que esperar mucho para deleitarse con este «bocado muy rico, agradable y con mucho sabor» en Cangas del Narcea. «A partir del viernes ya se podrá degustar en el restaurante», afirmaba el cocinero cangués.

En el certamen de este año, la Mejor Tapa del Mundo ha sido la del noruego Oyvindb Boe Dalev, apadrinado por La Criolla, donde se puede probar el ‘Bacalao noruego en crujiente de alcachofas de Jerusalén con algas’. La tapa ganadora evoca todo el sabor del mar noruego a través de unos de sus productos más reconocidos como es el bacalao, en dos versiones, seco y fresco, elaborado junto a pequeñas alcachofas de Jerusalén, especias, hortalizas y alga fresca.

 

Pepe Ron, subcampeón del Concurso Nacional del de Pinchos y Tapas de Valladolid