Tras el avance ayer por parte del Presidente del Gobierno de las fases de la desescalada para la vuelta a la ‘nueva normalidad’ y a expensas de conocer con detalle los contenidos de esa decisión y su repercusión,  desde Otea mostramos nuestro absoluto desacuerdo con estas medidas.

Consideramos que son precipitadas, con falta de consenso del sector y con muchas incógnitas todavía por despejar.

No entendemos este anuncio cuando se están preparando en el ICTE las medidas para una reapertura ordenada y que permita la supervivencia de los negocios.

Es un auténtico despropósito que de mantenerse aboca a muchos negocios al cierre.

Lo acordado ayer en el Consejo de Ministros genera muchas dudas y enorme preocupación por la falta de medidas que lo complementen y que permitan una certeza en la continuidad del funcionamiento de los negocios, con su actividad normal seriamente afectada.

Exigimos al gobierno el mantenimiento de los ERTES por fuerza mayor y que las aperturas sean voluntarias. Y también las prestaciones a los autónomos. Es imposible mantener la actividad con las condiciones de la ‘nueva normalidad’.  Con los porcentajes de aforo y las condiciones para la apertura de los alojamientos, no tiene sentido abrir. Sin movilidad entre provincias ¿qué clientes se van a alojar?

Desde Otea, junto con nuestras patronales nacionales, no vamos a permitir unas aperturas que supongan la ruina de nuestros negocios. Hasta que no se vuelva a la normalidad tienen que seguir los ERTES y las ayudas puestas en marcha.

Además, necesitamos otra serie de garantías económicas, como las exenciones fiscales y de tasas municipales, además de las líneas de financiación, que continúan siendo insuficientes.

Seguiremos insistiendo para que las ayudas y medidas anunciadas sean una realidad: moratorias del pago de hipotecas, alquiler de locales, etc.

Insistimos a los Ayuntamientos en la necesidad urgente de la ampliación de las terrazas y la suspensión de tasas e impuestos municipales.

Otea se opone totalmente a las medidas de la desescalada presentadas ayer por Pedro Sanchez