Desde Otea, la asociación empresarial que representa al conjunto de la actividad turística de Asturias, pedimos al Gobierno del Principado de Asturias la apertura de las estaciones de esquí de Fuentes de Invierno y Pajares como ya ha hecho el gobierno de Castilla y León con la de San Isidro. Además, resulta necesario permitir el acceso de los esquiadores a estas infraestructuras deportivas desde cualquiera de las dos comunidades, suspendiendo el cierre perimetral en estos puntos específicos.

Resulta del todo ilógico y de muy difícil explicación que estas estaciones, que desde siempre han sido utilizadas por ciudadanos de ambas comunidades, no puedan ser aprovechadas a causa de la existencia de un cierre perimetral, que puede estar aconsejado en su conjunto, pero que, en circunstancias y situaciones tan específicas como estas, no se sostienen ni superan un análisis razonable. Además, resulta fácil controlar el tránsito por ambos limites territoriales (puerto de San Isidro y puerto de Pajares) y que se hace exclusivamente para el acceso a las estaciones de esquí.

Hay que considerar que las actividad turística que se genera en torno a una estación de esquí es muy importante para los negocios locales tanto turísticos como de otra índole, de ambas provincias, que tienen en la temporada de nieve su principal fuente de ingresos y una de las pocas oportunidades para compensar las millonarias pérdidas que la situación Covid-19 ha supuesto para el sector turístico de Asturias y de León.

Es, además, muy urgente que se permita la apertura de las estaciones de esquí y el acceso a las mismas tanto desde Asturias como desde León porque la actividad de nieve es muy temporal y dependiente de la climatología y estamos desaprovechando momentos que se pierden para siempre y no pueden recuperarse.

No tiene sentido que un recurso tan preciado y tan escaso, que impulsa tanto al economía local no sea aprovechado por una simple cuestión de decisión política que podría ser fácilmente resuelta y que no aumenta en absoluto el riesgo sanitario, pues es evidente que se pueden mantener las mismas medidas de control y seguridad en la instalaciones y en su uso,  con independencia de la procedencia concreta de los esquiadores.

Otea pide la apertura de las estaciones de esquí asturianas y permitir, exclusivamente para su acceso, la movilidad entre Asturias y León