Subrayamos la concentración de dos eventos (éste y Oktoberoviedo) en las mismas fechas, lo que agrava el perjuicio a los negocios de la ciudad

Otea Oviedo muestra su oposición a la instalación en pleno centro de la ciudad (calle Picasso), ocupando suelo público, de un gran montaje hostelero consistente en un restaurante asador con venta de pulpo y marisco, junto a otros productos gallegos y que se abrió al público el pasado viernes, 8 de septiembre, y permanecerá hasta el próximo domingo 17 de septiembre. Es decir, diez días completos, coincidiendo con la fiesta del Día de Asturias y parte de las de San Mateo. Desgraciadamente cada año por estas fechas, y desde hace algunos cuantos, se repite este agravio a la hostelería de la ciudad sin que este equipo de gobierno municipal, ni el anterior, salgan en defensa de los empresarios de Oviedo.

Además, esta instalación se suma a la que acaba de finalizar de Oktoberoviedo llegando a coincidir durante los tres días del fin de semana festivo (8-9-10 de septiembre), con lo que se agrava el perjuicio que este tipo de actividad de competencia desleal causa sobre los establecimientos de la ciudad.

Este actividad hostelera temporal y transeúnte, que cuenta con una carpa de grandes dimensiones y con múltiples mesas y sillas,  supone un gran perjuicio para el sector hostelero de Oviedo y es una competencia desleal muy importante.

Desde Otea Oviedo entendemos que el Ayuntamiento de Oviedo nuevamente desprecia al sector otorgándole licencia y por lo tanto permitiendo este tipo de negocios ambulantes, ajenos totalmente a la ciudad y que suponen un menoscabo a la actividad económica del sector y lo hace además solapándose con la celebración del Oktoberoviedo, generando una concatenación de eventos que agrava el perjuicio que se ocasiona a los establecimientos de Oviedo. Esta es la forma de defender al empresariado de Oviedo por parte del Ayuntamiento.

No es excusa que este montaje se realice bajo el paraguas de la Asociación Día de Galicia en Asturias, que nos parece muy bien que desarrolle actividades culturales y de difusión de sus tradiciones, pero ello nunca puede ser pretexto para desarrollar una actividad comercial hostelera privada, de la que ya cuenta Oviedo y que se ofrece durante todo el año. No hay ninguna razón que explique y dé argumentos para esta instalación porque, hay muchos establecimientos hosteleros en Oviedo que pagan sus impuestos y ofrecen durante todo el año lo mismo que se ofrece en esta instalación transeúnte.

Desde nuestra asociación hemos denunciado esta instalación ante el alcalde de Oviedo y hemos puesto esta actividad económica hostelera en conocimiento de la Dirección General de Salud Pública, la Agencia Tributaria y la Inspección de Trabajo para asegurarse que cumplen con todos los requisitos y obligaciones que se exigen a este tipo de instalaciones.

 

Otea Oviedo denuncia la competencia desleal de una pulpería ambulante en la calle Picasso y subraya la concentración de dos eventos en las mismas fechas