Las medidas aprobadas el viernes por la tarde del cierre perimetral de Oviedo, Gijón y Avilés y el adelanto del cierre de los negocios a las once, no permitiendo ningún clientes a partir de las 10:00 han causado un enorme número de cancelaciones durante el finde semana.

Según los datos recabados por Otea, en los alojamientos se han cancelado el 80% de las reservas de los hoteles.

En las celebraciones familiares,  bodas y comuniones las cancelaciones han sido prácticamente del 100%.  Y la práctica totalidad de los casos con toda las mercancías compradas, lo que supone un doble perjuicio.

Muchos restaurantes, que están situados fuera de los núcleos urbanos de Oviedo, Gijón y Avilés, pero cuyos clientes proceden fundamentalmente de estas tres ciudades, han recibido la anulación de la mayoría de las reservas

También se cancelaron muchas contrataciones laborales previstas para el fin de semana, en concordancia con las anulaciones recibidas.

 

Numerosas cancelaciones en alojamiento y celebraciones tras las medidas