La nueva Ley, desde un punto de vista laboral, introduce mejoras en los siguientes temas: cotización a la Seguridad Social, fomento y promoción del trabajo autónomo (tarifa plana), conciliación entre la vida familiar y laboral, formación profesional y consideración del accidente in itinere como accidente de trabajo.

Estas son sus 10 claves:

1.- COTIZACION TARIFA PLANA

Se amplía de 6 a 12 meses el tiempo de cobro de la tarifa plana de cotización por contingencias comunes de 50 euros mensuales.
Se reduce de 5 a 2 años, el periodo sin cotizar como autónomo, exigido para poder beneficiarse de la tarifa plana (para el caso de haber disfrutado de la tarifa plana en un periodo de alta anterior, ese periodo será de 3 años).
Se aplica a aquellos trabajadores por cuenta propia o autónomos que, o bien causen alta inicial o bien no hubieran estado en situación de alta en los 2 años (3 si se ha disfrutado anteriormente) inmediatamente anteriores a la fecha de efectos del alta
Esta medida entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018.
Se añade un nuevo supuesto de tarifa plana: para las mujeres que vuelvan a realizar una actividad como autónoma en los dos años siguientes a la fecha de cese por descanso por maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento o tutela. (podrán acogerse a la tarifa plana de 50 euros durante los 12 meses siguientes a su reincorporación al trabajo, siempre que opten por cotizar por base mínima. Y si optan por una base superior, la bonificación será del 80% sobre la cuota por contingencias comunes aplicada sobre dicha base mínima incluida la IT y durante ese mismo periodo de 12 meses).

2.- POSIBILIDAD DE ALTA Y BAJA HASTA TRES VECES AL AÑO, EN QUE SE ABONARÁ LA CUOTA POR DÍAS TRABAJADOS

El autónomo podrá afiliarse y darse de alta y baja hasta tres veces en el mismo año natural y en esos meses solo pagarán por días trabajados, es decir sin tener que pagar el mes entero, como hasta ahora.
Los efectos de la baja deberán coincidir con el día real en que el trabajador comunica su cese de actividad y la cuota fija mensual se dividirá por 30.
Esta medida entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018.

3.- POSIBILIDAD DE CAMBIAR LA BASE DE COTIZACIÓN HASTA 4 VECES AL AÑO

La posibilidad de que los trabajadores autónomos cambien su base de cotización pasa de 2 a 4 veces al año, concretamente los días 1 de abril, 1 de julio, 1 de octubre y 1 de enero del año siguiente, debiendo solicitarse el cambio en el trimestre anterior
Esta medida entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018.

4.- POSIBILIDAD DE COMPATIBILIZAR LA ACTIVIDAD CON EL 100% DE LA PENSIÓN DE JUBILACIÓN

Los autónomos podrán compatibilizar el cobro del 100% de su pensión de jubilación con el mantenimiento de su actividad, siempre que se acredite tener contratado al menos a un trabajador por cuenta ajena.
Hasta ahora, la compatibilidad alcanzaba al 50% de la pensión, que sigue siendo la norma cuando el trabajador autónomo no tenga asalariados a su cargo.

5.- SE CONSIDERA EL ACCIDENTE IN ITINERE COMO ACCIDENTE DE TRABAJO

Se considera el accidente in itinere de los autónomos (que coticen por riesgos profesionales a las contingencias profesionales), es decir, se considera accidente de trabajo el sufrido al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o profesional. (establecimiento donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad que no coincida con su domicilio y esté así declarado fiscalmente).

6.- SE REDUCE EL RECARGO POR RETRASO EN EL PAGO DE LA COTIZACION DEL PRIMER MES

Se reduce a un 10% el recargo por ingreso fuera de plazo de la deuda por cuotas de Seguridad Social durante el primer mes siguiente al debido, que era del 20%
Esta medida entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018.

7.- FORMACION

Los trabajadores autónomos podrán acceder a la formación, financiada con fondos públicos, igual que los trabajadores asalariados.

8.- CONCILIACIÓN PROFESIONAL Y FAMILIAR

La bonificación del 100% de la cuota de autónomos, por contingencias comunes, durante 12 meses por cuidado de menores de 7 años a su cargo se amplía a los menores de 12 años
En cuanto a la bonificación del 100% de la cuota por motivo de descanso por maternidad, paternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natura, se modifica:
-Se amplía al supuesto de guarda con fines de adopción.
-Deja de ser requisito la simultánea sustitución del trabajador por cuenta propia mediante un contrato de interinidad bonificado, aunque no deja de ser compatible. Es decir, que se puede percibir, aunque el trabajador por cuenta propia no sea sustituido, pero sí se introduce una duración mínima del descanso de un mes.
-La bonificación pasa a ser del 100% de la cuota resultante de aplicar a la base media del trabajador por cuenta propia en los 12 meses anteriores (hasta ahora, era la base mínima o fija correspondiente), o desde que esté en alta si es un periodo inferior.

9.- BONIFICACION A LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA DE FAMILIARES

Se introduce una nueva bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante 12 meses a aquellos contratos indefinidos celebrados por el trabajador autónomo con su cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive, como trabajadores por cuenta ajena.
Requisitos:
— No haber extinguido contratos de trabajo por causas objetivas, por despidos disciplinarios declarados judicialmente improcedentes, o por despidos colectivos declarados no ajustados a Derecho, en los 12 meses anteriores a la celebración del contrato.
— Mantener el nivel de empleo en los 6 meses posteriores a la celebración del contrato, sin que se computen a estos efectos las extinciones válidas y procedentes.

10.- SE MEJORAN LOS BENEFICIOS EN LA COTIZACIÓN A PERSONAS CON DISCAPACIDAD, VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO Y VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

Se mejoran los beneficios en la cotización a personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y víctimas del terrorismo que se establezcan como trabajadores autónomos:
El período de baja como autónomo exigido para tener derecho a dichos beneficios en la cotización, en caso de reemprender una actividad como autónomo, será de 3 años cuando ya hubieran disfrutado de ellos anteriormente.
Si la fecha de efectos del alta en dicho Régimen no coincide con el primer día del mes natural, el beneficio de ese mes se aplicará proporcionalmente a los días de alta.
Esta medida entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018.