Las noticias que se han transmitido durante el día de hoy sobre las posibles restricciones que podrían acordarse mañana en la reunión de presidentes autonómicos convocada por Pedro Sánchez son a judicio de OTEA totalmente erróneas y no responden a la situación real de Asturias y nuevamente cometen el enorme agravio de poner el foco de forma totalmente excesiva, injusta y arbitraria sobre el sector de la hostelería.

Desde Otea seguimos manteniendo con el máximo rigor el cumplimento de las medidas de prevención marcadas por las autoridades sanitarias y hemos multiplicado las comunicaciones insistiendo en el uso de la mascarilla, la distancia de seguridad y la ventilación de los locales, con la colocación de los medidores de CO2 para controlar la calidad del aire.

Incluso hemos promovido una videoconferencia de todo el sector hostelero asturiano con técnicos de Salud para tener conocimiento muy preciso de cómo se deben adoptar estas medidas para asegurar el mínimo riesgo en nuestros locales.

Todo eso para seguir garantizando que los establecimientos de hosteleria son establecimientos seguros. Y así se nos reconoció.

El constante bombardeo de noticias alarmistas de crecimiento de contagios, sin ponerse en relación con su afección real en las ocupaciones hospitalarias y en la salud, y colocando nuevamente a la hosteleria en el foco de la información, han ido creando un ambiente de miedo y preocupación en la sociedad que se ha traducido en una ola de cancelaciones de las celebraciones (comidas y cenas) en las empresas, que ya ha generado importantísimas pérdidas económicas en un sector en una situación de total precariedad y que necesita imperiosamente la campaña navideña para recuperarse y subsistir.

Creemos que el miedo que predomina en la sociedad no se corresponde con la realidad de la situación sanitaria asturiana con un altísimo porcentaje de vacunados, y una tercera dosis que ya se ha puesto a la práctica totalidad de la población de riesgo.

Desde Otea pedimos que las autoridades sanitarias actúen de forma proporcional y devuelvan la confianza a la sociedad y no adopten, nuevamente, como parece que anuncian, la solución fácil y totalmente injusta de utilizar a la hosteleria como referencia para restricciones y cierres. Las cancelaciones ya suponen un quebranto importante y el daño que se está haciendo al sector irrecuperable.

Porque no se ha demostrado en ningún sitio que esta nueva ola tenga una especial incidencia en la hostelería. Desde Otea manifestamos, de hecho, lo contrario, porque es precisamente en la hosteleria donde más se cumplen las medidas de precaución marcadas por el Gobierno y por lo tanto, donde menor riesgo existe. Fuera de la hosteleria, donde no hay ni puede haber control, el riesgo evidentemente es mucho mayor.

Por eso, desde Otea apelamos a la responsabilidad de todos, gobernantes, responsables de Salud,  empresarios hosteleros, clientes y a la sociedad en general para seguir las normas de prevención marcadas para que podamos mantener un nivel de actividad razonable y segura y podamos disfrutar de estas fiestas

Nota de prensa de Otea ante posibles restricciones