El presidente de Otea se dirige a los asistentes.

 

Los callos en Noreña son una tradición que forma parte de la esencia de la villa condal. Por eso, sus Jornadas gastronómicas son de las más veteranas de Asturias. Este año cumplen su 52 edición y su presentación, celebrada ayer en el Hotel Cristina de Noreña, volvió a ser un acto social muy seguido y, además, sentido, porque este año la Junta Local de Hosteleria aprovechó la presentación para dar un cálido homenaje a la familia Blanco Fanjul, fundadores de la empresa de comida envasada La Noreñense.

Este año, además, hubo un pregonero de excepción, el cantautor asturiano, Jerónimo Granda que fiel a su estilo humorístico hizo un discurso salpicado de anécdotas y donde apuntó que en Noreña es donde mejor se sabe tratar a cerdo. Hizo un canto a la raza del Gochu Asturcelta.

Intervino también el presidente de Otea, Jose Luis Álvarez Almeida, que siempre acude a la llamada de los compañeros hosteleros de Noreña. Felicitó como presidente de Otea y vicepresidente de FADE a los responsables de la Noreñense y alabó su trabajo y resaltó la importancia que las empresas locales tienen para el territorio en el que se asientan. Termino invitando a todos a visitar Noreña en el puente para disfrutar de los “mejores callos del mundo”.

Jeronimo Granda, durante la lectura del pregón

En representación de los hosteleros locales intervino , Enrique Márquez y terminó el turno de intervenciones la alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña.

Tras la presentación se sirvió una muestra de callos y otros productos de la localidad.

Las Jornadas Gastronómicas de los Callos de Noreña se celebran los días 6, 7, 8 y 9 de diciembre en una treintena de establecimientos de Noreña.

Cartel del certamen. Pinche en la imagen para ver los participantes
Sari Blanco, representante de la familia Blanco Fanjul, recibe de manos del vicepresidente de los hosteleros locales, Enrique Márquez, el homenaje pro lso 50 años de La Noreñense.

Noreña renueva la tradición gastronómica más veterana en las Jornadas de los Callos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *