ERTES DESDE 1 DE OCTUBRE DE 2020

1.- ERTES FUERA MAYOR vigentes (basados en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020), se prorrogan automáticamente hasta el 31 de enero de 2021, a efectos de prestaciones por desempleo de los trabajadores y suspensión de sus contratos de trabajo.
Importante: Respecto a las exornaciones en la cotización a la seguridad por los trabajadores, NO se establece de manera automática y general ningún tipo de exoneraciones para estos ERTES prorrogados , por lo que, únicamente habrá exoneraciones directas para aquellas empresas pertenecientes a los sectores especialmente afectados, relacionadas en el listado de los CNAE 09 que se adjunta y para aquellas empresas dependientes o integrantes de la cadena de valor de los sectores anteriormente indicados y para aquellas empresas que tramiten un nuevo ERTE por impedimento o ERTE por limitaciones, que se explican más adelante

2.- Se crean nuevo ERTE POR IMPEDIMENTO DE DESARROLLO DE ACTIVIDAD, pueden solicitarlo las empresas que vean impedido el desarrollo de su actividad en alguno de sus centros de trabajo como consecuencia de nuevas restricciones o medidas de contención sanitaria adoptadas por autoridades (españolas o extranjeras) a partir del 1 de octubre de 2020.

• Debe tramitarse nuevo ERTE ante la autoridad laboral
• Se aplican por centro de trabajo
• Se aplicarán las exoneraciones siguientes para los trabajadores suspendidos durante el período de cierre y hasta máximo el 31 de enero de 2021:

o Empresas de menos de 50 trabajadores: Exoneración del 100%
o Empresas de 50 o más trabajadores: Exoneración del 90%

Los anteriores “ERTES DE REBROTE” basados en el apartado 2 de la Disposición Adicional Primera del Real Decreto-ley 24/2020, que ya implicaban el cierre del centro de trabajo:

• Se mantienen vigentes en los términos previstos en las resoluciones de la autoridad laboral
• Desde 1 de octubre se aplican las siguientes nuevas exoneraciones:

o Empresas de menos de 50 trabajadores: Exoneración del 100%
o Empresas de 50 o más trabajadores: Exoneración el 90%

 

3.- Se crea un nuevo ERTE POR LIMITACIÓN DEL DESARROLLO NORMAL DE ACTIVIDAD pueden solicitarlo las empresas que vean limitado el desarrollo normalizado de su actividad por consecuencia de decisiones o medidas adoptadas por las autoridades españolas.

• Debe tramitarse nuevo ERTE ante la autoridad laboral
• Se aplican por centro de trabajo.
• Se aplican a los trabajadores suspendidos, en los periodos y porcentajes de jornada afectados por la suspensión, las exoneraciones siguientes:

o Empresas de menos de 50 trabajadores: Exoneración del 100%, 90%, 85% y 80%, los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero, respectivamente.
o Empresas de más de 50 trabajadores: Exoneración del 90%, 80%, 75%, 70%, los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero, respectivamente.

4.- ERTES POR CAUSA ECONÓMICAS, TÉCNICAS, ORGANIZATIVAS Y PRODUCTIVAS (ETOP) DERIVADAS DEL COVID-19:
– La tramitación de los nuevos ERTES, iniciados tras la entrada en vigor del presente RD Ley y hasta el 31 de enero de 2021, les será de aplicación el articulo 23 del RD Ley 8/2020.
– La tramitación de estos ERTES puede iniciarse durante la vigencia de los ERTES de fuerza mayor.
– Si un ERTE por causa ETOP se inicia tras la finalización de un ERTE por causa de fuerza mayor se retrotraen sus efectos a la fecha de finalización de éste.
– Los ERTES por causas ETOP, vigentes a la fecha de entrada en vigor del nuevo Real Decreto-Ley, se mantienen en los términos de la comunicación final de la empresa a la autoridad laboral y por el plazo establecido en la misma.
– Cabrá la prórroga de un ERTE ETOP que finalice durante la vigencia del presente Real Decreto-Ley siempre que exista acuerdo en el periodo de consultas. La prórroga debe ser tramitada ante la autoridad laboral.
– Sólo tendrán exoneración en cotizaciones, desde 1 de octubre de 2020 a 31 de enero de 2021, los ERTES EOPT vinculados a los CNAE y empresas recogidos en el siguiente punto.

5.- ERTES DE EMPRESAS VINCULADAS A SECTORES CON MAS DE UN 15% DE TASA DE COBERTURA DE TRABAJADORES EN ERTE Y MENOS DE UN 65% DE TASA DE RECUPERACIÓN):
Esta previsión se limita a ERTES ya existentes prorrogados automáticamente hasta el 31 de enero de 2021, que se exonerarán sobre la base de los factores siguientes:
▪ Empresa cuya actividad se incluye en alguno de los CNAES recogidos en el anexo (prórroga automática).
▪ Empresas integrantes de la cadena de valor: aquellas que, durante 2019, han generado al menos, un 50% de su facturación en operaciones realizadas de forma directa con las incluidas en alguno de esos CNAES (tienen que acreditar dicha circunstancia ante la autoridad laboral)
▪ Empresas dependientes indirectamente de otras incluidas en dichos CNAES (tienen que acreditar dicha circunstancia ante la autoridad laboral)
– La solicitud de declaración de empresa dependiente o integrante de la cadena de valor deberá presentarse, entre los días 5 y 19 de octubre de 2020, ante la autoridad laboral que hubiera dictado resolución, expresa o tácita, del ERTE prorrogado
Se exoneran las empresas:
– Con un ERTE por fuerza mayor prorrogado e incluidas en los CNAES del anexo o integrantes de la cadena de valor o dependientes indirectamente de aquellas incluidas en esos CNAES
– Que transiten de un ERTE de fuerza mayor a un ERTE ETOP incluidos en los CNAES de anexo o integrantes de la cadena de valor o dependiente indirectamente de aquellas incluidas en los CNAES
– Que tangan un ERTE ETOP en el que vinieran exonerándose y cuya actividad se clasifique en alguno de los CNAES de Anexo
La exoneración tanto para trabajadores suspendidos como para los que se reincorporen a sus puestos de trabajo es:
– Empresas de menos de 50 trabajadores: exoneración del 85% los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero
– Empresas de 50 o más trabajadores: exoneración del 75% los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero.

6.- LIMITACIONES Y PROHIBICIONES
– 1.- No podrán realizarse horas extraordinarias, establecerse nuevas externalizaciones de la actividad, ni concertarse nuevas contrataciones, sean directas o indirectas, durante la aplicación de los expedientes de regulación temporal de empleo a los que se refiere este artículo.
Esta prohibición podrá ser exceptuada en el supuesto en que las personas reguladas y que prestan servicios en el centro de trabajo afectado por las nuevas contrataciones, directas o indirectas, o externalizaciones, no puedan, por formación, capacitación u otras razones objetivas y justificadas, desarrollar las funciones encomendadas a aquellas, previa información al respecto por parte de la empresa a la representación legal de las personas trabajadoras.
– 2.- Se mantienen hasta el 31 de enero de 2021 la prohibición de despedir por fuerza mayor o causas objetivas en las que se amparan los ERTES vinculados al COVID
– 3.- Se mantiene, hasta el 31 de enero de 2021, la suspensión de los contratos temporales afectados por ERTES
– 4.- Se mantiene la prohibición de repartir dividendos correspondientes al ejercicio fiscal 2020 a las sociedades mercantiles beneficiarios de exoneraciones en cotización por ERTES

7.-COMPROMISO MANTENIMIENTO EMPLEO
El compromiso de mantenimiento del empleo actual, como consecuencia de los ERTES en vigor, se mantendrá vigente en los términos y plazos previstos en su regulación inicial.
Para las empresas que reciban nuevas exoneraciones en cotización conforme a lo previsto en este nuevo RDL quedarán comprometidas a un nuevo período de seis meses de salvaguarda del empleo.
Si la empresa estuviese afectada por un compromiso de mantenimiento previo, los nuevos seis meses contarán a partir de la finalización del compromiso anterior.

8.- PRESTACION POR DESEMPLEO TRABAJADORES
Las empresas afectadas por las prórrogas automáticas del ERTE Fuerza Mayor actual y aquellas que estén aplicando un expediente de regulación temporal de empleo basado en el artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, a fecha de entrada en vigor de la presente norma, deberán formular una nueva solicitud colectiva de prestaciones por desempleo de sus trabajadores, antes del día 20 de octubre de 2020.
Las empresas que desafecten a alguna o a todas las personas trabajadoras, deberán comunicar a la Entidad Gestora la baja en la prestación de quienes dejen de estar afectadas por las medidas de suspensión o reducción con carácter previo a su efectividad.
Las empresas que decidan renunciar con carácter total y definitivo al expediente de regulación temporal de empleo deberán igualmente efectuar la comunicación referida
Se extiende la prestación por desempleo sin exigencia del periodo de carencia hasta el 31 de enero de 2021
La no reposición de prestaciones (contador a cero) se mantiene hasta el 30 de septiembre de 2020, aunque no computarán las prestaciones consumidas desde esa fecha para quienes, antes de 1 de enero de 2022, accedan a la prestación por desempleo por finalización de un contrato de duración determinada por un despido, individual o colectivo, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o por un despido cualquier causa declarado improcedente.
Cuando se compatibilice una prestación por desempleo derivada de un ERTE con un trabajo a tiempo parcial no se deducirá de la cuantía de la prestación la parte proporcional al tiempo trabajador.

9.- PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA PARA PERSONAS CON CONTRATO FIJO DISCONTINUO O QUE REALICEN TRABAJOS FIJOS Y PERIÓDICOS QUE SE REPITAN EN FECHAS CIERTAS.
Se reconocerá a los trabajadores fijos discontinuos o que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en fechas ciertas:
1.- Afectados durante todo o parte del último periodo de actividad por un ERTE por fuerza mayor o ETOP, cuando salgan del ERTE por alcanzarse la fecha en que hubiera finalizado el periodo de actividad.
2. -Beneficiarios de las medidas previstas en las letras b) a d) del artículo 25.6 del Real Decreto-ley 8/2020, que habiéndolas agotado continúen en desempleo sin derecho a prestaciones contributivas o asistenciales o las agoten antes de 31 de enero de 2021.
3.- El reconocimiento de esta prestación, para las personas incluidas en el apartado 1, exigirá la presentación por parte de la empresa de una solicitud colectiva de prestaciones
extraordinarias, que incluirá a todas las personas con contrato fijo discontinuo o para la realización de trabajos fijos y periódicos que se repitan en fechas ciertas que dejen de estar afectadas por el expediente de regulación temporal de empleo.
Cuando se trate de supuestos del apartado 2, serán las propias personas trabajadoras afectadas quienes deberán solicitar la prestación extraordinaria regulada en este artículo

PRESTACIONES PARA AUTÓNOMOS DESDE EL 1 DE OCTUBRE DE 2020

1.- PRESTACIÓN DE CESE DE ACTIVIDAD COMPATIBLE CON EL TRABAJO POR CUENTA PROPIA
Los autónomos que ya vinieran percibiendo la prestación desde el mes de julio de 2020, continuarán percibiendo la prestación HASTA EL 31 DE ENERO DE 2021, siempre que durante el cuarto trimestre del año 2020 mantengan los requisitos que se establecieron para su concesión
Asimismo, los trabajadores autónomos que no hubieran percibido esta prestación durante el tercer trimestre de 2020 podrán solicitarla si cumplen con los requisitos establecidos.
En ambos casos se exigirá acreditar una reducción en la facturación durante el cuarto trimestre del año 2020 de al menos el 75 por ciento en relación con el mismo periodo del año 2019, así como no haber obtenido durante el trimestre indicado de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros. Para determinar el derecho a la prestación mensual se prorratearán los rendimientos netos del cuarto trimestre, no pudiendo exceder de 1.939,58 euros mensuales.
El reconocimiento a la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras o el Instituto Social de la Marina con carácter provisional con efectos del 1 de octubre de 2020 si se solicita antes del 15 de octubre, o con efecto desde el día siguiente a la solicitud en otro caso.

2.- PRESTACION EXTRAORDINARIA DE CESE DE ACTIVIDAD PARA LO TRABAJADORES AUTÓNOMOS AFECTADOS POR UNA SUSPENSIÓN TEMPORAL DE TODA LA ACTIVIDAD COMO CONSECUENCIA DE RESOLUCIÓN DE LA AUTORIDAD COMPETENTE.
A partir del 1 de octubre de 2020, los trabajadores autónomos que se vean obligados a suspender todas sus actividades como consecuencia de una resolución adoptada por la autoridad competente como medida de contención en la propagación del virus COVID-19, tendrán derecho a una prestación económica de cese de actividad de naturaleza extraordinaria, cumpliendo los requisitos establecidos
La cuantía de la prestación será del 50 por ciento de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desarrollada. Esta cantidad se incrementará en un 20 por ciento si el trabajador autónomo tiene reconocida la condición de miembro de una familia numerosa y los únicos ingresos de la unidad familiar o análoga durante ese periodo proceden de su actividad suspendida.
El derecho a la prestación nacerá desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre de actividad adoptada por la autoridad competente y finalizará el último día del mes en que se acuerde el levantamiento de la misma.
Durante el tiempo que permanezca la actividad suspendida se mantendrá el alta en el régimen especial correspondiente quedando el trabajador autónomo exonerado de la obligación de cotizar.

3.- PRESTACIÓN ECONÓMICA DE CESE DE ACTIVIDAD DE NATURALEZA EXTRAORDINARIA PARA TRABAJADORES AUTÓNOMOS QUE NO TENGAN DERECHO A OTRA PRESTACIÓN DE LA MISMA NATURALEZA Y ACREDITEN REDUCCION DE INGRESOS.
A partir del 1 de octubre de 2020, podrán acceder a una prestación económica de cese de actividad de naturaleza extraordinaria en los términos que se definen a continuación aquellos trabajadores autónomos que reúnen los requisitos establecidos en este apartado:
Requisitos:

• Estar dado de alta y al corriente en el pago de las cotizaciones en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos desde antes del 1 de abril de 2020. No obstante, si en la fecha de presentación de la solicitud no se cumpliera el requisito de estar al corriente en el pago de las cotizaciones, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.
• No tener derecho a la prestación por cese de actividad que se regula en la disposición adicional cuarta de este real decreto-ley o a la prestación de cese de actividad regulada en los artículos 327 y siguientes del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, por no reunir los requisitos de carencia exigidos en la norma.
• No tener ingresos procedentes de la actividad por cuenta propia en el último trimestre del ejercicio 2020 superiores al salario mínimo interprofesional.
• Sufrir, en el cuarto trimestre del 2020, una reducción en los ingresos de la actividad por cuenta propia de al menos el 50% en relación a los ingresos habidos en el primer trimestre del 2020. Para el cálculo de la reducción de ingresos se tendrá en cuenta el periodo en alta en el primer trimestre del año 2020 y se comparará con la parte proporcional de los ingresos habidos en el cuarto trimestre por el mismo tiempo.

La cuantía de la prestación será del 50 por ciento de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desarrollada. No obstante, cuando convivan en un mismo domicilio personas unidas por vínculo familiar o unidad análoga de convivencia hasta el primer grado de parentesco por consanguinidad o afinidad, y dos o más miembros tengan derecho a esta prestación extraordinaria de cese de actividad, la cuantía de cada una de las prestaciones será del 40 por ciento.

Esta prestación extraordinaria por cese de actividad podrá comenzar a devengarse con efectos de 1 de octubre de 2020 y tendrá una duración máxima de 4 meses, siempre que la solicitud se
presente dentro de los primeros quince días naturales de octubre. En caso contrario, los efectos quedan fijados en el primer día del mes siguiente al de la presentación de la solicitud y su duración no podrá exceder del 31 de enero de 2021.

El percibo de la prestación será incompatible con la percepción de una retribución por el desarrollo de un trabajo por cuenta ajena, salvo que los ingresos del trabajo por cuenta ajena sean inferiores a 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional; con el desempeño de otra actividad por cuenta propia; con la percepción de rendimientos procedentes de una sociedad; con la percepción de una prestación de Seguridad Social salvo aquella que el beneficiario viniera percibiendo por ser compatible con el desempeño de la actividad que desarrolla.

Durante el tiempo de percepción de la prestación se mantendrá el alta en el régimen especial correspondiente quedando el trabajador autónomo exonerado de la obligación de cotizar. El periodo durante el cual el trabajador autónomo esté exento de la obligación de cotizar se entenderá como cotizado y las cotizaciones que correspondan al mismo serán asumidas por las entidades con cargo a cuyos presupuestos se cubra la correspondiente prestación.

Los trabajadores autónomos que perciban esta prestación y no estuvieran cotizando por cese de actividad vendrán obligados a cotizar por este concepto a partir del mes siguiente en que finalice la percepción de la prestación.
La gestión de esta prestación corresponderá a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social.

4.- PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA DE CESE DE ACTIVIDAD PARA LOS TRABAJDORES DE TEMPORADA.
Se consideran trabajadores de temporada aquellos trabajadores autónomos cuyo único trabajo a lo largo de los dos últimos años se hubiera desarrollado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar durante los meses de junio a diciembre. Se considerará que el trabajador autónomo ha desarrollado un único trabajo durante los meses de junio a diciembre de 2018 y 2019 siempre que, de haber estado de alta en un régimen de seguridad social como trabajador por cuenta ajena, esta alta no supere los 120 días a lo largo de esos dos años.
Requisitos para causar derecho a la prestación:

• Haber estado de alta y cotizado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar como trabajador por cuenta propia durante al menos cuatro meses en el período comprendido entre los meses de junio a diciembre de cada uno de los años 2018 y 2019.
• No haber estado en alta o asimilado al alta como trabajador por cuenta ajena en el régimen de Seguridad Social correspondiente más de 120 días durante el periodo comprendido entre el 1 de junio de 2018 y el 31 de julio de 2020.
• No haber desarrollado actividad ni haber estado dado en alta o asimilado al alta desde el 1 de marzo al 31 de mayo de 2020.
• No haber percibido prestación alguna del sistema de Seguridad Social durante los meses de enero a junio de 2020, salvo que la misma fuera compatible con el ejercicio de una actividad como trabajador autónomo.
• No haber obtenido durante el año 2020 unos ingresos que superen los 23.275 euros.
• Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si no se cumpliera este requisito, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.

Cuantía: el 70% de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desempeñada.
Duración: Podrá comenzar a devengarse con efectos de 1 de octubre de 2020 y tendrá una duración máxima de 4 meses, siempre que la solicitud se presente dentro de los primeros quince días naturales de octubre. En caso contrario, los efectos quedan fijados al día siguiente de la presentación de la solicitud.

Durante la percepción de la prestación no existirá obligación de cotizar.

Esta prestación será incompatible con el trabajo por cuenta ajena y con cualquier prestación de la Seguridad Social que el beneficiario viniera percibiendo salvo que fuera compatible con el desempeño de la actividad como trabajador por cuenta propia. Asimismo, será incompatible con el trabajo por cuenta propia y con la percepción de rendimientos procedentes de la sociedad cuya actividad se haya visto afectada por el cierre, cuando los ingresos que se perciban durante el año 2020 superen los 23.275 euros.

El reconocimiento de la prestación regulada en este artículo podrá solicitarse en cualquier momento durante el periodo comprendido entre la entrada en vigor de la norma y el mes de enero de 2021, si bien los efectos de la solicitud serán los explicados en el apartado referente a la duración de la prestación.

 

BOE de la disposición

 

Anexo CNAE