Otea Gozón protagonizó ayer un acto muy emotivo al entregar el Bonito de Oro a título póstumo a José Álvarez, Pepe Maravilla, hostelero de Gozón, ex directivo de Otea y uno de los más claros impulsores del asociacionismo en el concejo, que falleció recientemente. Recogió el galardón, cuya imagen material es una insignia de oro, su viuda Maria Teresa González Alonso junto a sus hijos Leticia y Adrián.

En el acto participaron el presidente de Otea, Jose Almeida, y el alcalde de Gozón, Jorge Suarez. Ambos recordaron en sus palabras la extraordinaria trayectoria de Pepe y su enorme bondad y simpatía.

Así Almeida afirmó que “Los hosteleros se deben sentir orgullosos de gente como Pepe. Nunca le faltaba una palabra de apoyo ni una sonrisa”. Nuestro recuerdo este año es para este empresario, al igual que el año pasado tuvimos que hacerlo con Ramón Menéndez. Ambos nos dejaron ya. Queremos que la hostelería local se sienta orgullosa de estos dos compañeros».

El alcalde Jorge Suárez, amigo personal de Pepe dijo por su parte que  “personalmente, este homenaje tiene un sentido mucho más profundo. ‘Pepín Manín’, como lo llamaba, y yo crecimos juntos en El Ferrero. Su forma de ver la vida siempre fue la de quedarse con el lado positivo de las vivencias».

 La entrega se produjo durante la presentación del 35 Festival del Bonito de Luanco que se desarrollará del 6 al 8 de Julio y en el que participan siete establecimientos de Gozón.
Toda la información sobre el Festival y sus participantes puede encontrarse en este enlace.

 

Los hosteleros de Gozón rinden tributo al desaparecido “Pepe el del Maravilla” en la presentación del 35 Festival del Bonito de Luanco, que se celebrará hasta el domingo en 7 restaurantes