Imágenes de El Comercio.

Los cocineros Xune Andrade y Elio Fernández se coronaron este martes como los nuevos reyes de la cocina asturiana al entrar en el universo de las estrellas Michelin en Asturias al conseguir una distinción para sus restaurantes Monte (San Feliz, Lena) y Ferpel (Ortiguera, Coaña), respectivamente.

El restaurante Monte, nueva estrella Michelín en Asturias, buscó una ubicación especialmente evocadora, la aldea de San Feliz, en el concejo de Lena y titula la explicación de su filosofía culinaria en web del restaurante con una palabra tajante: terruño.

Con Xune Andrade (nacido en 1988)  en la dirección de los fogones, el restaurante destaca que « el entorno, la cultura y la tradición sirven como fuente de inspiración para el trabajo de cada temporada» todo en un «  proyecto personal e intimista» que llevó a Andrade a su Lena natal hace dos años tras haber pasado por proyectos de primer nivel en Madrid.

En la costa brilla Ferpel, bajo la égida del chef Elio Fernández. Su divisa es la sostenibilidad y e apoyo en los productores locales, el restaurante, ubicado en  Ortigueira, en el concejo de Coaña, define l estilo de su cocina como «máximo defensor del mundo rural y sus formas de vida»

Además, la nómina de estrellas de la gastronomía asturiana se mantiene, aunque con algunas variaciones. Nacho Manzano, veterano, conserva dos estrellas, para su Casa Marcial (en la localidad de La Salgar, en Parres). Mantienen también su estrella El Balneario de Salinas, Arbidel y Ayalga (en Ribadesella), Casa Gerardo en Carreño; El Corral del Indianu en Arriondas y El Retiro, en Llanes. Pierde su estrella El Llar de Viri, en Candamo, pero gana en la categoría verde por su respaldo a la economía circular otro local de la familia Manzano, en esta ocasión para Narbasu el restaurante-hotel ubicado en el Palacio de Rubianes, en Cereceda, en el concejo de Piloña.

La nómina de estrellas Michelín en Asturias aumenta con los restaurantes Monte y Ferpel