Los antecedentes del nuevo modelo festivo que estrenamos

Hace 8 años que la ciudad de Oviedo se vestía de gala en la celebración de las fiestas de San Mateo porque ese año, 2013, se producía un hecho muy significativo e importante: la hosteleria lograba el protagonismo que se merece en las fiestas. Durante estos 8 años hemos luchado por las fiestas de San Mateo y después de 38 años viendo cómo las fiestas estaban privatizadas por partidos políticos, ese trabajo ha dado sus frutos.

Hace ocho años una valiente concejala de Festejos, Belén Fernández Acevedo, apostó por devolver a los hosteleros el lugar que les correspondía en las fiestas de su ciudad.

Teníamos que modificar un modelo obsoleto, pero debíamos cambiarlo para mejorarlo y aquí es cuando la Junta local de Hosteleria de Oviedo presidida por Miguel Angel de Dios, con otros decididos hosteleros: Juanjo Suárez; David Glez. Codón, Rodrigo Roza, Teo Díaz, Laura Pertierra y Diego Arias y los trabajadores de Hosteleria de Asturias, hoy Otea, visitaron otras ciudades como Santander o Valladolid, para ver, copiar y mejorar lo que en esas ciudades triunfaba con los hosteleros al frente de las fiestas.

Gracias a la generosidad y la audacia de estos hosteleros y la valentía de una concejala con las ideas claras se creó un modelo de casetas llamado “Gastromateo”. Pero fueron los asturianos y ovetenses quienes con su apoyo masivo nos confirmaron que aquello tenía sentido y que las familias ovetenses podían celebrar las fiestas de San Mateo de día, disfrutando en otro ambiente.

Y aquellos hosteleros trabajaron desinteresadamente; con el apoyo de Otea, contrataron trabajadores, un completo servicio de limpieza y una amplia programación de actividades. Resultado de un trabajo digno y respetuoso … y pagaron impuestos.

Y este año podemos celebrar que un alcalde digno para esta ciudad; un alcalde con palabra cumpla lo que el sector lleva reivindicando desde hace muchos años.

Alfredo Canteli con Nacho Cuesta y con Alfredo García Quintana se habían comprometido y cumplieron su palabra.

Ahora es justo reconocer el trabajo bien hecho y el esfuerzo que les habrá costado sortear las trabas de todo tipo que se habrán multiplicado. La actual concejala de Festejos, Covadonga Diaz, sacó adelante el mandato del equipo de gobierno y lo defendió.

Si esta región y esta ciudad quiere salir adelante tiene que ser con hechos reales y palpables.

Si hace 8 años fuimos capaces de transformar las fiestas con un modelo innovador, hoy tenemos que dirigir nuestro pensamiento a cambiar el modelo de ciudad turística. Ahora que disponemos de las casetas, tenemos que volver a revolucionar nuestras fiestas con propuestas que hagan de esta ciudad un referente del Norte de España.

Y para finalizar, gracias a aquellos hosteleros innovadores y audaces que pusieron en marcha el histórico Gastromateo porque fue el ejemplo a seguir.

Y gracias alcalde Canteli por ser un paisano.

Gastromateo o la historia de una concejala valiente y una hostelería audaz