La decisión del Gobierno del Principado de prohibir el acceso a los Lagos de Covadonga durante la Semana Santa, tras haber anunciado la puesta en marcha del Plan de Transporte a los Lagos es un nuevo mazazo al sector turístico asturiano y muestra una total desconsideración y desprecio absoluto.

Desde Otea, esta decisión nos parece inaceptable, errática e improvisada. Se adopta sin motivo que lo sustente y de espaldas al sector y a los propios asturianos. Este tipo de decisiones adoptadas sin haberse puesto en contacto con el sector, demuestran no tener la más mínima sensibilidad hacia unos empresarios que están atónitos ante los cambios de rumbo en materia turística que está adoptando el Principado, pero que afectan gravemente al desarrollo de la actividad económica.

Creemos que este tipo de decisiones, que se toman sin una mínima reflexión y sin poner en conocimiento del sector, suponen un doble perjuicio: el que genera el propio cierre y el que genera la alarma e incertidumbre que se causa a los turistas y visitantes de forma gratuita y mezquina.

No es congruente que se cierre el acceso a un espacio abierto con mucho menos riesgo y donde se puede mantener y controlar perfectamente los aforos y el número de visitantes y vehículos. Eliminar este recurso con estas características no se entiende.

APERTURA CON MEDIDAS SANITARIAS
Por eso, desde el sector llamamos a la reflexión y a la mesura y pedimos que se abra la carretera CO-4 (Covadonga- Los Lagos) entre el 27 de marzo y el 4 de abril y que se establezca un Plan de Seguridad, de control y de limitación acorde con la situación sanitaria. Pero no puede anularse por que sí un recurso turístico de tanta importancia como este.

El sector Turístico pide la apertura del acceso a Los Lagos en Semana Santa con las medidas sanitarias necesarias