• Septiembre sigue manteniendo bajas cifras en las expectativas del sector.

La encuesta realizada por OTEA entre sus asociados respecto a las previsiones de ocupación y actividad económica para el periodo estival que ahora se inicia,  señala que este verano se espera que se logren buenas cifras de ocupación especialmente en el mes de agosto y algo menos en julio. A falta de completar todas las reservas, se espera que el mes de julio y agosto se alcancen cifras de muy alta ocupación en el conjunto de Asturias. Septiembre, por el contrario, sigue manteniendo unas previsiones que, a fecha de hoy, salvo en Oviedo que celebra sus fiestas patronales, en ninguna parte de Asturias se supera el 50%.

La mayoría de los negocios han aplicado subidas en los precios, pero la elevación tan fuerte del IPC, que en junio se disparó hasta el 10,2%, hace que la rentabilidad en conjunto de los negocios haya disminuido según declara la totalidad de los encuestados. Para el mes de septiembre, la mayoría de los negocios mantienen los precios.

El incremento del precio del combustible, junto con el resto de subidas, es una preocupación para el sector ya que la mayoría de los turistas que recibe Asturias llegan en automóvil y, preocupa que afecte en el tiempo de su estancia y el consumo y gasto en destino.

La percepción de sector tanto en alojamiento como en restauración es que el verano de 2022 será similar al del año anterior, 2021, en cuanto a visitantes y actividad en las calles, pero claramente inferior en cuanto a rentabilidad por la comentada elevación tan alta de lo precios, especialmente en los productos y servicios que más afectan al sector: electricidad y gas y alimentos. Según el INE, la escalada del IPC interanual hasta el 10,2 % en junio se debe, principalmente, a las subidas de los precios de los carburantes y de los alimentos.

nota prensa Otea previsión Verano 2022

El sector turístico asturiano espera un buen verano, pero la subida de los precios compromete la rentabilidad