Debido a la falta de preparación de los prestadores de servicios de pago y de los comerciantes para la nueva norma SCA para las transacciones “on line”, la patronal española CEHAT y su homóloga europea HOTREC, han solicitado a las autoridades nacionales competentes que hagan uso del período de supervisión flexible propuesto por la ABE (Autoridad Bancaria Europea) en su reciente dictamen y, por lo tanto, no lo apliquen a partir del 14 de septiembre, como estaba previsto inicialmente. CEHAT y HOTREC también pide a las autoridades nacionales competentes que acuerden con la ABE un plazo común y una hoja de ruta europea para la aplicación de las EMC por parte de todos los comerciantes y proveedores de servicios de pago.

“La implementación de SCA en el sector de la hostelería es un gran reto, ya que las empresas dependen de niveles de intermediación y de transacciones diferentes, como las tasas de cancelación. Dado que en muchos casos todavía no se dispone de soluciones técnicas, las autoridades nacionales retrasarán la aplicación de la normativa”, ha declarado Jens Zimmer Christensen, Presidente de HOTREC.

El presidente de CEHAT , Juan Molas ha manifestado “ no sabemos aún el grado de preparación de nuestras plataformas de pago, ni de las aplicaciones previstas por los portales de reservas, ni tampoco cómo podemos hacer frente a las cancelaciones y anulaciones . Al mismo tiempo, no tenemos certeza de que las pasarelas de pago propiedad de los bancos estén preparadas para la totalidad de las empresas de nuestro sector, por lo que necesitamos la certeza de que ningún cliente tenga que dejar de venir por la imposibilidad de realizar los pagos con los nuevos requisitos exigidos.

CEHAT y HOTREC también quieren destacar en que el alojamiento turístico es una industria transfronteriza con un alto porcentaje de pagos del extranjero. Los enfoques y plazos divergentes para la aplicación de las EMC entre los Estados miembros conducirían inevitablemente a que se rechazara una elevada proporción de transacciones válidas debido a las diferencias en la fase de preparación de los principales agentes de los ecosistemas de pago cuando están establecidos en distintos países. Esto tendría un impacto dramático tanto en las empresas como en los consumidores.

“Para evitar una perturbación económica importante en el mercado turístico, también necesitamos que las autoridades competentes y la ABE acuerden una hoja de ruta paneuropea para garantizar una transición armonizada y sin problemas hacia el cumplimiento de las EMC. Se necesita un período de transición armonizado de 18 meses”, añadió Christian de Barrin, CEO de HOTREC.

El sector hotelero pide a las autoridades nacionales que retrasen la aplicación de la directiva europea de medios de pago, tal como ofrece la autoridad bancaria europea