Otea pide que antes de que se publiquen el martes próximo se elimine la cláusula de estar al corriente de las obligaciones tributarias. Tras 11 meses de cierres y restricciones hay deudas generadas durante la pandemia y nos consta que es legalmente factible

Nuevamente nos enteramos por los medios de comunicación de la aprobación por parte del Gobierno de Asturias del expediente del fondo dirigido a paliar los efectos económicos por los cierres y restricciones ordenados por el gobierno por el Covid-19. No tuvieron la cortesía de contestarnos a las cuatro peticiones que desde Otea se hicieron al borrador inicial presentado.

El paquete de ayudas aprobado ayer para el sector del Turismo solo recoge una aportación de 45 millones. Para Otea, esto es una limosna. Y que quede claro: el sector no quiere ayudas. Queremos indemnizaciones por que nos tienen cerrados los negocios. Queremos trabajar. Y si no nos dejan, y nos cierran, tienen que indemnizarnos. No darnos propinas que quedan muy lejos de las necesidades del sector para evitar cierres y pérdidas de empleo. Las cantidades distribuidas en el año 2020 no impidieron que se perdieran 4.400 puestos de trabajo en ese año. Las ayudas aprobadas ahora no van a llevar a que esta cifra mejore, sino lo contrario.

Frente a 45 millones, vemos como otras comunidades autónomas gobernadas por el partido socialista, como Valencia, por ejemplo, destina 360 millones de euros solo al sector del turismo y lo hace liderando desde el gobierno autonómico las ayudas de las distintas administraciones, creando el Plan “Resistir” en el que participan y aportan fondos, el gobierno autonómico, las diputaciones y los Ayuntamientos, para que compensaciones sean homogéneas. Además, se establece una línea específica para el ocio nocturno.

Exoneración estar al corriente con Hacienda
Dese Otea solicitamos al Gobierno del Principado que en la resolución incluya una cláusula en la que se exonere a los beneficiarios del requisito de hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias o frente a la Seguridad social u otras deudas que se hubieran generado durante la pandemia.

Esta es una posibilidad real que contempla el Ministerio de Hacienda atendiendo a que “las presentes circunstancias merecen medidas excepcionales”. De hecho, según ha podido conocer Otea, el Ayuntamiento de Mieres, preocupado por conocer esta posibilidad, recibió comunicación oficial del Ministerio en este sentido y exonerará de esta obligación en las próximas convocatorias de apoyo a empresas por Covid-19. También el gobierno de Galicia y las ayudas de la Comunidad Valenciana han incluido esta cláusula en sus expedientes de ayudas.

El Gobierno de Asturias está a tiempo de incluirla antes de su publicación y con ello demostraría que realmente quiere apoyar al sector del turismo de Asturias. Esta validado oficialmente por el Ministerio de Hacienda por lo que es solo cuestión de decisión; de querer. El objetivo debe ser salvar empresas.

Respecto al expediente aprobado ayer, constamos por lo que informan los medios de comunicación que no se ha atendieron las peticiones que hizo Otea que iban en la línea de que, ante la escasa cuantía, al menos, la mayor parte se dirigiera a las empresas que más están sufriendo esta crisis. Por eso propusimos que los establecimientos de restauración y hosteleria se incluyeran en el bloque 1 de ayudas para actividades cerradas por resolución o de facto y que el dinero destinado a los bloques 1 y 2, se incrementara en un 20%.

El Turismo es el sector al que se ha cerrado sus empresas y al que más restricciones se les impone y se les ha impuesto desde el inicio de la pandemia. La hosteleria lleva semanas cerrada y aún se mantiene cerrada y para seguir, porque ya Adrián Barbón se ha ocupado de señalar que nos olvidemos de la Semana Santa.

No hay un reparto justo de las ayudas porque repetimos, el sector no quiere ayudas, el sector quiere trabajar y si no ser indemnizado por quien le cierra y no le deja trabajar.

Tampoco se ha atendido nuestra propuesta de que computasen como trabajadores los autónomos societarios, ni que repartieran las ayudas en función del número de establecimientos o centros de trabajo y no empresas. Como es fácil entender, los establecimientos generan las mismas pérdidas o ganancias con independencia que pertenezca a una misma empresa o a varias.

Convocatoria del Principado: El fondo para ayudas al sector es claramente insuficiente y no resuelve la grave situación económica generada por el cierre impuesto por el Gobierno