Más de 90 empresarios de alojamiento del Oriente de Asturias participaron ayer en el Parador Nacional de Cangas de Onís de una convención técnica organizada por el Banco Sabadell y en la que se analizó la gestión del negocio hotelero. En la apertura participó el Presidente de Otea, Jose Luis Alvarez Almeida, que expresó su agradecimiento por la organización de estas jornadas.

Posteriormente y ante los periodistas, el presidente de Otea apuntó los dos principales retos a los que tiene que hacer frente el sector en la región: la búsqueda de financiación y de innovación. En este último aspecto, en la propia convención se dejó patente la necesidad de contar con una buena digitalización pues el cliente “es cada vez más digital” y llega incluso a la empresa más pequeña de turismo rural demandando wifi. “Si les falta esto, es como si les faltara la cama”. En la reunión de ayer quedó en evidencia la falta de una infraestructura adecuada en Asturias para garantizar una conectividad a las redes sociales.

En esta misma dirección, Almeida indicó que las nuevas tecnologías jugarán un papel determinante. “Asturias necesita una revolución digital, en materia de redes sociales y de conectividad, que permita a los empresarios turísticos estar al mismo nivel que sus homólogos de Cantabria o de Castilla y León”.

Carmen Vilabrille, directora regional del Banco Sabadell en el Oriente, expuso a los empresarios hoteleros los métodos de financiación existentes y su compromiso de «trabajar en equipo para sacar adelante proyectos y crear empleo» en el sector.

En la convención participó el presidente de ARCA, Jaime García Martínez, que expuso la situación del turismo rural, que es sostenible y digital e insistió que urge crear y facilitar las infraestructuras necesarias para que llegue una velocidad adecuada a las necesidades actuales a todos y cada uno de los establecimientos relacionados con el turismo a lo largo de toda Asturias.

Convención hotelera en Cangas de Onís. Claves para mejorar la gestión del negocio hotelero