Las asociaciones de Hosteleria y Turismo de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, que forman la plataforma empresarial denominada “La Fuerza del Norte” reclamamos al nuevo Gobierno una política activa en el desarrollo de las infraestructuras ferroviarias que permitan la llegada en el menor tiempo posible del AVE al Norte de España.

La reciente confusión sobre la continuidad o no del AVE a León desde Madrid, tras la supresión de la venta de billetes a partir del 20 de enero, ha activado todas las alarmas y ha dejado en evidencia la precaria situación en la que nos encontramos los territorios donde aún carecemos de una conexión en ferrocarril de alta velocidad con la capital de España, cuando las primeras conexiones cumplen más de 25 años.

Confiamos en la palabra de RENFE que garantizó ayer el servicio, y solicitamos que las labores de mantenimiento que, según la compañía es la causa de la suspensión “transitoria” de los AVEs a Madrid, se desarrolle de la forma más rápida posible, aunque nos extraña que no se hubiera planificado y anunciado con tiempo suficiente y, especialmente, no tengan un plazo determinado para su ejecución. ¿Por qué la venta de billetes no está operativa para ninguna fecha a partir del 20 de enero?

Actuaciones así afectan de forma negativa a la actividad y desarrollo económico no solo de Castilla y León, sino también a la economía de todo el Norte de España y, en particular a la industria turística que en buena parte de este territorio se está convirtiendo en un recurso de primer nivel en el empleo y la creación de riqueza, especialmente cuando la industria del metal y electro intensiva atraviesa una preocupante situación. La confusión generada afecta a la planificación de viajes y paquetes turísticos.

En todo caso, es pertinente recordar la inaceptable discriminación que sufre el Norte en el desarrollo de la comunicación ferroviaria con la capital de España y con otras zonas de España. Es aún más hiriente cuando en otras regiones de España se están poniendo en marcha líneas de ferrocarril de alta velocidad “Low Cost” con el servicio denominado AVLO.

Pero es que, en el caso del Norte de España, donde existen tramos de ferrocarril decimonónicos, es imprescindible que el Gobierno aplique una política para resolver de una vez por todas y de forma definitiva la histórica carencia de un transporte ferroviario del siglo XXI.

El Norte de España mantiene un aislamiento histórico al sufrir, además, una precaria infraestructura en otros modos de transporte, con autopistas de peaje, a las que acaban además de subir su precio, y unas conexiones aéreas escasas y caras.

Nuestra situación económica y las graves dificultades de futuro de la industria que constituye nuestra base económica debería convertirnos en permanente objeto de atención por parte del Gobierno. Contar con unas conexiones modernas, como el AVE, ya no solo es un derecho, puede ser un elemento vital en nuestra subsistencia.

Comunicado de las asociaciones de la Fuerza del Norte ante la interrupción del AVE León-Madrid