En relación con la información que recoge en la edición del 9 de junio el diario La Nueva España donde se titula que “los bares de Oviedo son tolerantes con el acoso a las mujeres”, apoyándose en las conclusiones de un estudio del Ayuntamiento de Oviedo desarrollado por la concejalía de Atención a las Personas e Igualdad, desde Otea, hostelería y turismo en Asturias, queremos manifestar lo siguiente:

Consideramos que el maltrato sexista y machista es un gravísimo problema que afecta a toda la sociedad y a todos los colectivos sociales y no es tolerable que se intente descargar de forma explícita sobre un colectivo profesional como es la hostelería de la ciudad (los bares) la existencia de actitudes de “tolerancia” con la violencia y el acoso machista.

Rechazamos de forma contundente esa generalización y manifestamos nuestra enérgica protesta por esta nueva criminalización de todo un sector profesional ante supuestas conclusiones de un estudio que desconocemos ni sus objetivos, ni su desarrollo, ni el soporte técnico de la toma de datos, ni sus conclusiones. Lamentamos que la concejalía de Atención a las Personas e Igualdad no hubiera contactado con Otea, representante legal del sector, para informarnos de dicho estudio.

Por lo que da a entender la información publicada este tipo de actitudes podrían producirse solo en algún momento, en locales muy determinados, y en zonas y en horarios muy determinados.  Es decir, en un porcentaje mínimo de los establecimientos hosteleros de Oviedo. Seguramente no muy distinto de lo que se produzca, por desgracia, en otros colectivos y organizaciones sociales o empresariales. Y sin embargo no es eso lo que se traslada a la opinión pública. Una información tan sensible debe manejarse con muchísimo más cuidado por parte del Ayuntamiento.

Nuevamente la hostelería se presenta como chivo expiatorio y se culpa a todos los bares de Oviedo. Difamar, nuevamente y cuando es a un colectivo, sale gratis. Desde Otea estamos cansados de esta generalización gratuita, cruel y totalmente injusta. Y nos ponemos en la piel de nuestros asociados que trabajan día a día con honestidad para dar una servicio lo más atractivo posible y  para que sus clientes disfruten y se sientan cómodos y han tenido que levantarse hoy con un titular que dice que su establecimiento es un entorno inseguro para las mujeres.

Por favor, basta ya de insultos y de vejaciones. La inmensa mayoría de los establecimientos de Oviedo, de los bares de Oviedo, son lugares donde la gente va a divertirse, a pasar un buen rato, a reunirse con amigos y seres queridos y no se producen situaciones de violencia machista como las que se recogen en el estudio.

Desde Otea pedimos que se rectifique y se elimine esta generalización de un sector que, al contrario de lo que se dice, se esfuerza y se compromete en la erradicación de actitudes de violencia machista que creemos que es un grave problema a que atañe a TODA la sociedad.

Otea, y es testigo la concejala de Atencion a las Personas e Igualdad, se ha  involucrado y participado activamente en cuantas campañas contra la violencia machista se han desarrollado desde distintos ayuntamientos. Las últimas en Noviembre del año pasado, por ejemplo, cuando  el propio Ayuntamiento de Oviedo desarrolló una  campaña informativa y de prevención en las que a través de Otea participaron en ellas establecimientos asociados. Igual hicimos con el ayuntamiento de Mieres.

Por ser lugar de encuentro cotidiano hemos querido ser transmisores de mensajes dirigidos a concienciar y prevenir la violencia machista.  Mantenemos esta actitud de colaboración con el Ayuntamiento de Oviedo en este asunto y en cualquier otro que atañe a nuestro colectivo empresarial porque insistimos que el problema de la violencia machista es un problema importante que requiere la intervención de todas.

NOTA DE OTEA OVIEDO SOBRE LA INFORMACIÓN SOBRE VIOLENCIA MACHISTA Y BARES DE OVIEDO